Viaje cultural a Lisboa

El miércoles 19 de febrero salimos dirección Lisboa con caras de sueño y mucha ilusión en nuestras maletas.

Tratamos de acortar las horas de viaje cantando, durmiendo y haciendo planes emocionadas hasta que el tren llegó a su destino.  Nos instalamos en un acogedor albergue situado en la parte antigua de la ciudad y nos dispusimos a comenzar la aventura.

      Captura de pantalla 2014-03-14 a la(s) 10.50.55

La guía de ese día se ofreció a enseñarnos gran parte de la ciudad poniendo gran entusiasmo en su labor. Recorrimos gran parte de la ciudad mediante el transporte público y nos llamo especialmente la atención la manera de conducir que había allí, a gran velocidad y de manera anárquica. Llegamos a Los Jerónimos donde tras comer en un sitio típico portugués  visitamos el hermoso monasterio del que disfrutamos a pesar de tener el tiempo en contra. Recorrimos bajo nuestros paraguas los jardines, cuando no podíamos más la guía nos enseñó el lugar donde ponían los famosos pasteles de Belém  y disfrutamos de una agradable merienda entre risas y calor.

No dudamos ni un momento al ver el cielo despejado para caminar hasta la torre de Belém, fue uno de los destinos con el que nos quedamos todas, sacamos las cámaras y nos perdimos un rato con las vistas y el mar. Poco después viajamos hacia el centro de la ciudad para coger la cena y regresar al albergue todas juntas, donde compartíamos historias en la sala común.

Captura de pantalla 2014-03-14 a la(s) 10.51.12El segundo día con las pilas cargadas hicimos una ruta Sintra, Cascáis y Estoril acompañadas de tres maravillosos guías que nos hicieron pasar grandes ratos acompañados de un Sol brillante.  En Sintra visitamos el palacio de la Pena y sus alrededores, conocimos el pueblo y tras comer dormimos camino al cabo que indica el fin del mundo en Portugal (finis terre) rodeadas por la inmensidad del Atlántico. Continuamos dirección Cascáis donde probamos los helados más conocidos de Portugal  mientras paseábamos por sus coloridas calles, de ahí a Estoril pasando por distintas playas de surferos de vuelta a la capital. Esa noche había que salir a conocer la fiesta de Lisboa.

    Captura de pantalla 2014-03-14 a la(s) 10.51.23Captura de pantalla 2014-03-14 a la(s) 10.51.31Nuestro tercer día fue en el centro de la ciudad, por la mañana acudimos a las ruinas del castillo de San Jorge situado en las colinas de Lisboa. Recorrimos todas las torres, fosos y patios sacando tantas fotos como fue posible.  Comimos y paseamos el centro, desde el  elevador de Santa Justa hasta la plaza de Comercio pasando por la catedral. Agotadas pero con ganas de conocer más apretamos el tiempo libre al máximo descubriendo nuevos rincones de la ciudad a medida que anochecía.

         Captura de pantalla 2014-03-14 a la(s) 10.51.40El último día cruzamos al otro lado del Tajo para conocer el Parque de las Naciones creado para la Expo del 98. A nuestra llegada a la estación de Oriente pudimos admirar la obra realizada por nuestro arquitecto Antonio Calatrava. Paseamos por el recinto, montamos en el teleférico y observamos los distintos pabellones, como el famoso Oceanario. Visitamos también el centro comercial Vasco de Gama junto al que se encontraba la torre Vasco de Gama. Y con eso concluyo nuestro viaje, regresamos a la estación y volvimos a Valladolid con muchas anécdotas  que contar y un buen recuerdo de nuestra convivencia durante los cuatro días.

Captura de pantalla 2014-03-14 a la(s) 10.51.49

Reseña elaborada por: Elena García ( estudiante de periodismo )

Anuncios